Calidad informativa para la construcción de una identidad regional
Calidad informativa para la construcción de una identidad regional
28 junio, 2022 1:53 pm
booked.net
Dolar Oficial 123.0 129.0Dolar blue 221.0 224.0
Dolar Oficial 123.0 129.0Dolar blue 221.0 224.0

Héroe olvidado: un día como hoy, falleció José Froilán González

José Froilán González, ex piloto argentino de Fórmula 1, no fue el más famoso ni el más exitoso de la escudería de Ferrari. Sin embargo, comenzó el camino triunfal de la marca y fue el único corredor por el cual don Enzo Ferrari colgó en su despacho una fotografía.

Mucho se comentó, se visualizó y hasta se escribió de que don Enzo Ferrari, dueño de la marca y escudería, accedió al pedido de Diego Armando Maradona para ostentar un automóvil de su línea de color negro cuando siempre fueron todos rojos. Pero poco se sabe de la foto de González que se ubicó por encima de la silla de la oficina que utilizaba el mandamás de la squadra.

Por eso, un día como hoy, 15 de junio y a nueve años de su deceso (2013), se recuerda con cariño al héroe olvidado, aquel que supo ganarle una carrera al mítico Juan Manuel Fangio y que tuvo una concesionaria de autos en la que fue un hombre más entre tantos argentinos.

José Froilán González, nacido en Buenos Aires un 5 de octubre de 1922, fue descubierto por su compañero Fangio y, tras su recomendación, al poco tiempo comenzó a correr en los circuitos de Europa gracias al apoyo del Automóvil Club Argentino.

En el Gran Premio de Mónaco de 1950 tuvo su debut en la Fórmula 1 a bordo de un Maserati, en el cual logró adjudicarse el tercer puesto, lo que generó una gran repercusión y, en especial, deslumbró con su talento a Enzo Ferrari, quien tomó la decisión de ficharlo para su escudería de cara a la temporada de 1951 y que, sin imaginarlo, cambiaría la historia para siempre.

Con su estilo particular y habilidoso para pilotear, González se ganó rápidamente los elogios del mundo, el cual lo apodo «El Toro de la Pampa» por su robusto e imponente físico, mientras que sus compañeros de escuadra, lo nombraron «El Cabezón», en un clima más cariñoso y distendido.

 

En su primera carrera, quedó segundo en lo que significó el Gran Premio de Francia. El resultado fue positivo, pero el éxito le había pasado realmente cerca y debería seguir aguardando, aunque no sería por mucho tiempo.

El 14 de julio de 1951, González al volante de su Ferrari 375 logró la -probablemente- victoria importante de los 72 años de historia de la escudería en la Fórmula 1. En el Gran Premio de Gran Bretaña, celebrado en Silverstone, el piloto argentino de 29 años en ese entonce-, logró la primera victoria en el Campeonato del Mundial de F1 para la incipiente escudería de Enzo Ferrari.

González partió en la pole position: era su primera pole y también la primera de Ferrari. Ese piloto de particular estilo para manejar, ya que sus brazos -por un imponente físico- sobresalían de los lados del vehículo, logró vencer nada menos que al campeón Nino Farina y a quien sería el campeón de la temporada, su compatriota Juan Manuel Fangio, ambos corriendo para Alfa Romeo.

El nacido en Arrecifes había hecho historia y escribió la primer gran página de la escudería Ferrari al llevarse un triunfo épico con 50 segundos de ventaja sobre el segundo. Sin dudas, esta carrera marcó un punto en la historia de las tres partes: González, Fórmula 1 y también para Ferrari. Este triunfo significó la primera victoria desde que se había inaugurado la F1 -1950- que no quedó en manos de Alfa Romeo.

Al miércoles siguiente del histórico resultado, Enzo Ferrari invitó a González a Maranello, un pueblo de Italia. El argentino siempre contó que quedó impresionado por la magnitud que tomó su triunfo, ya que don Enzo le dedicó una fotografía conmemorativa de la victoria, la cual posteriormente colocó detrás de su escritorio.

Además, el dueño de la escuadra le obsequió un reloj de oro con el Cavallino Rampante grabado en la esfera. Finalmente, González terminaría la temporada con podios en las últimas tres carreras, con un segundo puesto en Monza, y acabaría tercero en el Mundial de Pilotos de 1951.

La historia entre González y Ferrari volvería escribir un nuevo capítulo en 1954, cuando con una victoria nuevamente en el Gran Premio de Gran Bretaña y otra en Le Mans, lograría quedar como subcampeón del mundo.

Su último Gran Premio fue en Argentina en 1960. Finalmente, decidió ponerle fin a su trayectoria ese mismo año y se refugió en el país donde trabajó en su negocio de venta de autos. El 15 de junio de 2013, a los 90 años, la vida de González llegó a su fin. Sin dudas, nadie imaginó que ese Gran Premio de Silverstone en 1951, sería el primer capítulo de la historia exitosa de Ferrari en la Fórmula 1.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Macabros detalles sobre los abusos de un hombre a su sobrinita de 5 años
¿Gimnasia ingresa al "Mercado de Pases" de La Liga?
"Mai" Bustos fue condenado por el asesinato de su hijo de 9 meses