Argentar Noticias
radio online
social media argentar whatsapp facebook twitter youtube buscador
El Tiempo
tiempo
imagen

Un “Cadáver” llegó a la pantalla grande de Comodoro 16/12/2018

imagen

Reseña de una nueva entrega del género terror-demoníaco. Desde "El Exorcista" hasta "El exorcismo de Emily Rose", un género que sigue funcionando.

Llegó a la pantalla grande de Comodoro Rivadavia una pieza bastante inusual del género terror: Cadáver (2018), film que puede verse en las salas del Cine Coliseo.

El subgénero en el que se inscribe esta producción es el “terror-demoníaco”, cuyo origen (o consagración) acaso podemos rastrear en El Exorcista (1973), según este cronista, aún la mejor película de terror de todos los tiempos, no sólo por la obra en sí, sino por los misterios y oscuridad que rodearon el set de fimlación y el posterior destino de sus actores y actrices, como el caso de Linda Blair (Regan MacNeil, la chica poseída por el demonio en la película), la cual terminó con problemas de droga y salud mental. Acaso una segunda película destacada del género, basada en hechos reales, sea El Exorcismo de Emily Rose (2005), que narra la historia de Anneliese Michel, una joven alemana católica que murió tras someterse a varios exorcismos y asegurar estar poseída por seis demonios diferentes.

La trama cadavérica

Yendo a la trama, tenemos a Megan Reed (la actriz Shay Mitchell), una joven ex-policía que empieza a trabajar como médica forense en el turno de noche en la morgue de Boston. Al segundo día de trabajo, los sanitarios le llevan un cadáver desfigurado. Tras la llegada de este cadáver, Megan experimenta visiones, e irá descubriendo una serie de extraños y violentos sucesos causados por una entidad maligna, lo que le hace sospechar que el cuerpo que ha recibido estaba poseído…

Lo interesante de la situación planteada es que Megan se encuentra en medio de un tratamiento de recuperación de adicciones, por lo que no sabe si lo que ve, escucha y siente, es real o producto de estrés y abstinencia. De este modo, las personas que la acompañan la juzgan bajo ese prejuicio, hasta que los siniestros hechos se tornan innegables...

Cadáver es una digna representante del género terror-demoníaco (acaso lo original es que la poseída nunca habla, casi que coquetea con un ademán zombie), a diferencia de lo que el título sugiere, en la película prima el suspenso por sobre el gore (escenas explícitas de sangre y violencia), y explota un temor tan simple como ancestral, en escenas muy logradas, cada vez que Megan está a solas con el cadáver: “¿Qué tan muerto estará el muerto?”

Por Martín Ulacia (martinulaciaok)