Argentar Noticias
radio online
social media argentar whatsapp facebook twitter youtube buscador
El Tiempo
tiempo
imagen

"La deuda que provincia tiene con las empresas es de $3.500.000" 10/08/2018

imagen

El presidente de la F.E.Ch (Federación Empresaria de Chubut), Carlos Lorenzo, se mostró muy preocupado por la deuda que la provincia de Chubut mantiene con los prestadores; donde 2.000 cuentas empresariales de la localidad de Esquel, ya han sido embargadas por la AFIP por esta misma razón.

Por este motivo, hoy los representantes de la F.E.Ch se reunirán con el gobernador Mariano Arcioni a las 18 hs. “Sabemos de la buena voluntad de provincia, pero lamentablemente hay que reconocer que estamos viviendo una crisis que nos impacta negativamente y que en la agenda del gobierno hemos quedado úlitmos”.

“A valores del dólar, la deuda era de 600 mil dólares y hoy es de 300 mil pesos nada más, pero recuerdo haber escuchado en algún momento que Luis Tarrío dijo que la misma podría llegar a estar en 4 mil aproximadamente”, puntualizó Lorenzo y añadió “la deuda está en todo el sistema, no importa el estado de avance, si no que haya un registro del expediente. Por ejemplo servicios públicos se ha manejado por teléfono”.

Desde la Federación Empresarial se solicita que haya un criterio único como lo hace el IPV con sus prestadores.

Las más afectadas con la falta de pago, serían las pequeñas y medianas empresas que venden los insumos para los hospitales públicos o los proveedores de obra pública.

“Sí o sí se deberá armar una grilla para ir teniendo en cuentas las herramientas que el estado nos ha brindado, las cuales son muy distintas en la reglamentación. La deuda que está en sistema no hay que censarla, la que esta como tramitándose o la que ya tiene orden de pago en la administración sí y no se trata de una cuestión de bonos porque el banco de la provincia no la va a tomar”.

Para el presidente de la F.E.Ch no tiene sentido que los proveedores garanticen un crédito, cuando no están cobrando y no tienen la plata para pagarle al banco. “De alguna manera hay que resolver esto, pero ésta no sería una buena opción”, concluyó Carlos Lorenzo.